DONDE DA LA VUELTA EL AIRE

Es hora de ver la vida desde el último recodo del camino, donde da la vuelta el aire...

miércoles, 28 de noviembre de 2007

La cocina del azafrán


La cocina del azafrán
Yasmin Crowther
Punto de Lectura


A veces, sin esperarlo, una maravillosa historia se oculta emboscada en un libro poco conocido. Eso ocurre con esta novela, la primera de la escritora angloiraní Yasmin Crowther.
Es una historia de sensibilidad, de odios y rencores, y sobre todo de libertad, ese sentimiento que nace, vive e incluso fecunda hasta en las más adversas condiciones para una mujer, como puede ser la sociedad iraní, anterior y posterior a la revolución islámica.
La protagonista Maryam arrastra la herida de la insoportable tiranía de las tradiciones, que hace a un padre ser despiadado con su hija predilecta, hasta la humillación y el alejamiento.
Es una historia de la soledad del refugiado, del dolor de la pérdida, de la frustración del amor insatisfecho, de verse rodeado de personas que no crecieron viendo lo que tu has visto, esa tierra color azafrán que se cuela dentro y te hace sentir el único anhelo de volver.
Y es la historia de la hija de Maryam, Sara, que se debate entre dos mundos, entre dos realidades, tan opuestas e irreconciliables como si pertenecieran a planetas distintos.
Y por encima de todo es una historia de lo irremediable, de aceptar lo que se es, porque no se puede ser otra cosa, porque cuando olvidas tus raíces, desapareces.
Todo ello narrado con una maestría impropia de una debutante, con sensibilidad, pero sin noñería, con crudeza pero sin morbo, y sobre todo con un punto final de esperanza, que a veces es lo único que nos atrevemos a pedir cuando todo es oscuridad.
A pesar de los exóticos y lejanos escenarios donde se desarrola la novela, podemos considerar La cocina del azafrán como una historia propia, quizás lo sea...


Para más información podéis consultar la web de la editorial Punto de Lectura

2 comentarios:

A las 18 de marzo de 2008, 16:35 , Blogger El Instigador ha dicho...

Me perdí entre blogs y he llegado a tu casa. Con tu permiso, me quedaré, que me ha gustado mucho.

Saludos

 
A las 7 de abril de 2008, 9:14 , Blogger Tamara ha dicho...

Este libro llegó a mí como un hallazgo compartido, y deposité en él muchas esperanzas.
Todas ellas se han cumplido con creces. Desde la primera página, se adivina una sensibilidad, una cercanía respetuosa con lo oriental, con los deseos humanos, las pasiones más recónditas y que más nos escuecen. Hay todo un mundo de esencias, de perfumes, de velos, telas y texturas persas, musulmanes, orientales. Y hay una visión tierna de los sentidos reprimidos, los deseos callados, las contradicciones humanas, el equipaje que arrastramos y nos pesa y nos derrumba, y los reencuentros esperados.
Me encantó el libro, lo devoré como si estuviera degustando un té delicioso y aromático acompañado de un dulce cubierto de miel y frutos secos.
Gracias, Miguel, por regalarme este libro.
Un beso grande.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal